dilluns, 29 de juny de 2009

Els conills devoradors

Dedicat al meu amic Antonio Silva Silva de Valls, que fa 16 anys que surt a caçar i no ha matat mai res.... Però ell insisteix!!

Tret del Diari de Taragona (en castellá):

Los conejos devoradores.
Los conejos siguen creciendo en número sin control en las zonas agrícolas del Alt Camp y el Baix Penedès provocando destrozos en viñedos, campos de olivos, pero también de cereales y de huerta. Mientras la Generalitat habla de superpoblación, para los agricultores es una plaga. «En una jornada de trabajo es fácil ver a un centenar de conejos», explica Jordi Inglada, agricultor de Banyeres del Penedès.Lo peor es que nadie sabe cómo afrontar el incremento de conejos para controlar la especie. Su depredador natural, como es el zorro, es escaso en número, lo que permite la expansión de los roedores. Además una enfermedad que diezmaba a la especie como la mixomatosis parece que ya no causa tantas bajas.Los agricultores claman por los daños que los animales causan en sus campos. «Sorprende ver como algunos conejos trepan por las plantas para comer los brotes más altos», señala Inglada. «Mi padre lleva 70 años en la agricultura y nunca había visto tanta población de conejos».Sin embargo la Generalitat evita hablar de plaga y hasta considera que la población de conejos, aunque elevada, no crece, e incluso baja. Por ejemplo señala como en Alió (Alt Camp)se han cazado últimamente en las pruebas de control 119 animales por hectárea, cuando se había llegado a los 256.La caza es precisamente una manera de intentar reducir la población, pero en zonas como el Baix Penedès es especialmente complicado ya que la normativa evita disparar a menos de cien metros de un núcleo de población o de una carretera y la comerca está precisamente plagada de esas infraestructuras.En este sentido los agricultores creen que esa excesiva urbanización podría llegar a contribuir a la expansión de la especie, ya que la asentará en mayor número en los campos entre las urbanizaciones por la dificultad para la caza.Más cazaPara la caza, en las zonas autorizadas la Generalitat concedió permiso para poder practicarla hasta abril y se ha concedido otra prórroga hasta septiembre para enlazar con la temporada, por lo que se podrán abatir conejos todo el año. «Se ven a cualquier hora del día y ya ni huyen de la presencia humana», explica Jordi Inglada. Mientras la Generalitat mantiene el objetivo de realizar un estudio que calibre la población de conejos. De momento se señala que se ha comprobado que se cazan menos conejos en las batidas de control y que al tener alimento alternativo, los animales causarán menos daños en los campos agrícolas.